Reseña Bibliográfica. Ramón Fernández Durán 2011. El Antropoceno, la expansión del capitalismo global choca con la biósfera, Virus editorial, Barcelona. 105 pág.

Por: Gino Bailey B. (pp.144-149)

El siglo XX se caracterizó por ser una era donde predominó la vida en las ciudades gracias a las fuerzas económicas de la urbanización, que ciertamente evolucionó desde el siglo XIX y el actual (XXI). Estas fuerzas dependieron de algo muy importante que está dispuesto en todo el planeta y el universo: energía. Entre 1860 y 1900 la producción y extracción de la energía planetaria para conseguir el desarrollo y el progreso material, requería de cantidades que oscilaba entre los 150 y 500 millones de toneladas (p.14). Fundamentalmente energía fósil y otra de carácter extractivo respecto los recursos naturales: carbón, petróleo, gas natural, biomasa, energía hidráulica y nuclear. Desde 1960 al año 2010 se produjo una explosión de las energías fósiles como el carbón y petróleo, luego le seguiría el gas natural y más atrás la biomasa y la energía nuclear. Entre el petróleo y el carbón la extracción sería sobre los 3 mil millones de toneladas (p.14). Salvo que se haya formado un planeta tierra más, el proceso de urbanización no solamente llevó a estas exageradas cifras en la utilización de recursos naturales vinculados a la energía, sino a un excedente no utilizado ni reinvertido al planeta de acuerdo a su propio proceso metabólico.

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

(1) Gino Bailey B. Es sociólogo de la Universidad de Valparaíso, Magíster en Geografía y Procesos Territoriales de la Universitá Degli Studi di Bologna, Italia (UNIBO). Doctorando en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Es editor de Revista Eltopo.

Publicado: Autor

Dejar un comentario